La Sonrisa de Cada Día

Ese regalo del Universo que nos ilumina hasta en la peor tormenta

Panza Arriba diciembre 28, 2010

Filed under: nubes,sonrisa — ceciliasantoro @ 12:44 am

Un hipocampo que se trasformó en avión. Un submarino que devino en mariposa. Un gato que se acerca todo agazapado. América y Africa que se unen, y después se separan para encastrarse (me encanta esta palabra) otra vez y terminar tentándonos con un gran pompón de azúcar rosado.

Hay momentos lindos, momentos más melancólicos, están los románticos, momentos memorables que se instalan en nuestros espíritus a pesar de nuestra resistencia, y una infinidad de etcéteras que cada uno clasifica como más le gusta.

Yo tengo momentos que atesoro, chiquitos pero que son gigantes, de un ratito, un parpadeo a veces.

Uno de esos viví la tarde del 24, en la plaza, a la sombra de mi cedro con un amigo que adoro. Pasamos horas – ni sé cuántas – acostados panza arriba jugando con las nubes.

Eso, nada más excepto el mate, claro.

Eso… esa pequeñez, esa inmensidad dibujada con carcajadas, abrazos, mucho pasto para nuestros pies y hormigas para nuestros bizcochos, mucho cariño y parloteo de cotorra vigilante en una rama, mucha unión de espíritu que busca, comunión de almas que disfrutan del sol terrateniente de verano, con alguna brisa rebelde que equilibra. Mucho de tanto y tan poquito transmitido casi sin palabras.

Así empezaron mis festejos amigos… una de mis mejores navidades…

 

Iniciación diciembre 21, 2010

Filed under: agua,amor,gaia,mar,sonrisa — ceciliasantoro @ 3:14 pm


YO SOY.
Soy la playa, el mar, las olas.
Soy la arena.
Soy la espuma.
Soy los caracoles y las piedras erosionadas.
Soy la gaviota que planea dejándose llevar por el viento.
Soy la otra que aletea con fuerza desafiándolo en sentido contrario.
Soy el viento mismo.
Soy el canto del mar.
Soy todo y cada parte.
Soy el abrazo que recibió mi alma con la comprensión.
Soy la felicidad del saber y la emoción del sentir.
Soy las lágrimas que le regalé al océano, la sonrisa que apuntó al sol.
Soy el escarabajo y sus huellas.
Soy esa señal que aprendí a buscar en mi corazón, que entendí que no tengo que esperar del afuera.
El corazón que termina de abrirse, limpio de tristezas, del pecho a la espalda como un túnel, dejando pasar al viento salado, fundiéndose en el ahora, cantando a coro con el entorno.
Mi paraíso personal de 1 metro cuadrado de playa, mi espacio de poder, mi centro.
Hoy sonrío amigos porque estos días que pasaron me comuniqué con el Gran Espíritu en el idioma del agua.

 

Mirá la Luna diciembre 17, 2010

Filed under: luna,magia,sonrisa — ceciliasantoro @ 1:25 pm

Llegaba a mi casa ayer a la tardecita con la cabeza un tanto tensa, mucho trabajo mental, mucho proyectar, cerrar, abrir; los cambios de estos últimos tiempos decidieron manifestarse todos juntos y hablarle directo a mi cerebro.
Abrí la puerta, dejé mis cosas, saludé a los gordos y sonó mi celular avisándome que tenía un mensaje de texto.

Tres palabras: “mirá la luna”. Un mensaje que llegó en formato de freno de mano, de un remitente que suele “leerme” bien claro siempre.

Claro que así como estaba, descalza y revolucionada, salí a la vereda a saludar a mi amiga.
La luna estaba contenta, anunciando un anochecer cálido, mostrándonos su mitad más hermosa, encuadrada en un cielo azul índigo perfecto.

Respiré.
Respiré otra vez.
Y una vez más.
Volví a mi centro en paz, feliz y oxigenada con el perfume a eucaliptus que me regaló el gigante enramado de la vereda de enfrente.
Y recordé esas tres palabritas.

No me voy a cansar de repetirlo y agradecer al Universo por la maravilla y el regalo divino que son mis amigos.

Bueno gente, quería compartirlo con ustedes gente.
Esta red es cada vez más grande, tres palabritas pueden cambiarnos el día, nos tenemos los unos a los otros, nos abrazamos a la distancia a veces sin proponernoslo, contemos con eso… saquémosle el jugo.. aprovechemos este círculo brillante que fuimos creando entre todos.

Pasen una tarde hermosa y sepan que acá tienen a alguien que los quiere con el alma.

 

El calor, el frío, el agua, las palabras, las miradas, el contacto diciembre 13, 2010

Filed under: Uncategorized — ceciliasantoro @ 5:07 pm

Hoy mantengo dibujada la sonrisa que empezó a colorearse el fin de semana.
Brillante, de colores, perfumado sándalo dulce y – como siempre – mucha música.
Arrancó el sábado a la tarde con una clase de Aqualead, conectarse con la energía del agua, compartirla con nuevos amigos… el Universo que acompañó al grupo con el coro de una tormenta, los gritos de la lluvia, los coros de los techos de chapa.
Qué lindo es reencontrarse con almas amigas, qué lindo es detectar la maestría en una mirada, en una frase dicha sin pensar, qué placer se siente hablar el mismo idioma con alguien que recién se presenta en nuestra vida…. el sentirse acompañados…
Esa jornada la cerró el viento que apareció con intenciones de manifestarse sin protocolos ni moderación… volando ramas y hojas, asustando gatos, encantando brujas emocionadas de tanto movimiento natural, expandiendo pechos y explotando corazones.
El domingo concreté un gustazo que venía postergando hace tanto…. Una tarde de maratón de cine y series… y claro, mucho mate y alimentos a base de dulce de leche.
Y la noche una exquisitez: música, música y más música, con amigos en un bar, disfrutando de los acordes de los instrumentos de Charango en Trío (miren el videíto): desde Víctor Jara hasta Piazzola y el Cuchi Leguizamón… zambas, tangos, ritmos florecidos por la pasión de sus intérpretes… gente MUY recomendable para los melómanos perdidos como todos los que compartimos la mesa.
Así que amigos eso… la felicidad de los momentos compartidos, el amor por la música y el cine…. La compañía de la Naturaleza, nuestra Pachamama que nos abraza hasta en la ciudad más edificada, el calor, el frío, el agua, las palabras, las miradas, el contacto.
Soy feliz. 😀

 

¿Por qué sonrío hoy? diciembre 7, 2010

Filed under: Uncategorized — ceciliasantoro @ 1:26 pm

¿Y hoy por qué sonrío? ¿Algún evento extraordinario? ¿Detalles que agregan una cuota de delicia a la cotidianeidad?
Repasemos las escenas que cerraron el día de ayer y levantaron la persiana esta mañana:
•    Me dormí reviviendo escenas de El Lado Oscuro del Corazón, al son de los versos de Benedetti, Gelman y el grandísimo Oliverio (Girondo).
•    Soñé con tres leones (un león y dos hembras), jugaban entre ellos, se peleaban mientras avanzaban delante de mí, como guiándome para elegir el camino libre de peligros. En el sueño yo estaba atrapada y perdida en un edificio lleno de gente que se peleaba, y con la ayuda de estos tres maestros encontré la salida.
•    Y hoy amanecí biennnn temprano, condimenté mi meditación con el perfume del palo santo y arranqué mi día escribiendo, con música, sabiendo que voy a cerrar la velada a puro baile y charlando con amigos.
•    ¿Qué más puedo pedir para que mi día sea perfecto?
Yyyy, por algún motivo mi birome (todas estas letras nacen siempre en un cuadernito) decidió guiarme a dedicar un apartado especial para ellos, mis amigos, amigos-amigos ó amigos miembros de la flia… seres radiantes, llenos de amor, que me abrazan a la distancia ó en persona, vitaminas andantes que están siempre conmigo y me levantan cuando tropiezo, a veces son darse cuenta.  Hermosas haditas maestras, duendes traviesos, seres de otro planeta y llenos de sabiduría.
En fin, será la Navidad que se acerca, el balance de fin de año, mi cada vez más cerca cumpleaños… lo que sea, me dieron ganas de rendirles un pequeñito homenaje a todos estos personajes de colores que adoro que con alma y que me hacen sentir la persona más afortunada del Universo por tenerlos.

Feliz Feriado para todos!!!

 

Ladrillos Amarillos diciembre 2, 2010

Filed under: Uncategorized — ceciliasantoro @ 5:15 pm

 

Hoy sonrío por el perfume a flores que inunda mi barrio.
Porque durante estos últimos días pude exprimirlo, sentirlo, disfrutarlo.
Porque mi vecino riega su jardín y el olor a hierba fresca impregna mi casa.
Porque puedo visitar al cedro de la plaza de Devoto, mi cedro, y escribir apoyada en él, recibir los atardeceres de verano a cielo abierto, encontrar nubes con forma de canelón con salsa rosa en el firmamento naranja.
Porque siento que este abuelo árbol me cobija y él también disfruta de nuestros diálogos.
Y en el mientras tanto una varieté de pajaritos me visita y cantamos juntos.
Porque ahora sí puedo decir que la puerta de mi casa está abierta a mis amigos, y ya inauguré las tardes de merienda marca Cachafaz.
Porque voy colocando uno por uno los ladrillos amarillos de este camino recién estrenado, sin certezas, seguridades ni contratos.
Todo nuevo, suelto y fresco, con las crines al viento como el caballo de mi viaje al son de los tambores.