La Sonrisa de Cada Día

Ese regalo del Universo que nos ilumina hasta en la peor tormenta

Fiaca agosto 26, 2010

Filed under: Uncategorized — ceciliasantoro @ 8:11 pm

La vorágine, el acelere, la rutina, los trabajos, obligaciones.
Palabritas muy conocidas por todos nosotros, o casi, no?

¿Qué mejor, justo a mitad de la semana, que reservar un espacio sólo para nosotros?
Más placentero aún cuando ese momento suele estar completo de puntitos con actividades.

Hoy, amigos, la Fiaca se apoderó del hogar. Invasiva ella, dictadora, impuso su regla del no-horario y los habitantes no tuvimos más que acatar ese mandato.

Cuando en general el despertador a las 7 ó a las 8 nos grita los buenos días, hoy mantuvo su mutis… hubo algunas verificaciones horarias a lo largo de la mañana que sólo nos confirmaban que lo mejor era mantenernos bajo las sábanas… el relajo dibujó sueños placenteros, enredos de manos… una maravilla de paz, olor a vainilla y caricias de viento…

Casi llegando al mediodía fue el sol el que provocó revuelo apuntando sobre nuestras cabezas, así que finalmente decidimos abandonar los aposentos y se repartieron las tareas: uno se quedaba controlando las tostadas y el agua para un capucchino con cacao, el otro bajaba a comprar miel…

Hecho esto, bandejas en mano, nos definimos por realizar un nuevo y último chequeo a la habitación y terminamos desayunando en la camita.

Prueben ratearse de las tareas, prioricen un momento de ocio a un trámite bancario… una vez cada tanto no genera conflicto, es muy necesario y cuanto más improvisado… MÁS SE DISFRUTA!!!!

Anuncios
 

Delfines agosto 24, 2010

Filed under: agua,animales,delfines,sonrisa,sueño — ceciliasantoro @ 9:13 pm

Hoy sonrío porque soñé con delfines.
La primera imagen fue negrura, oscuridad y mar; sentirme flotar sin identificar dónde, el miedo del no saber jugando con una profunda paz.

De a poco mis ojos se adaptaban a la falta de luz, una luz muy tenue ayudaba en el proceso.

Lo siguiente fue percibir presencias alrededor mío, sólo saberlos, hasta ver sus caras en un primerísimo primer plano.

Sus cantos, las comunicaciones telepáticas; como si fuera una alumna con varios maestros que me transmitían sus conocimientos, de a uno, tranquilos, en calma, y con las formas más amorosas.

Había mucho de recordar en sus lecciones; me empujaban a que ilumine conocimientos dormidos.

Y, cada tanto, entre lección y lección cantaban.

Cantos, lecciones, miradas, comunicaciones, que empecé recibiendo por separado hasta sentir una gran charla; todos una mente, un corazón, un espíritu, conectados por un cable plateado, unidos en la búsqueda del amor incondicional y su difusión, unidos en el sentimiento de hermandad más puro, sintiendo la frescura del mar y su perfume, recibiendo la luz del sol filtrada por el agua, protegidos por ella.

Hoy sonrío porque esta noche reviví mi pasado con los delfines.

 

Un Angelito en la Tierra agosto 20, 2010

Filed under: musica,sonrisa — ceciliasantoro @ 9:31 pm

En este caso les voy a pedir que escuhen, sientan, pero también que miren…
Esta chiquita, Natálie Schwamova, tiene 10 años.
Vean cómo siente la música, cómo cambia su expresión y su postura con los distintos matices de cada pieza, cómo disfruta el simple hecho de estar sentada ante esa extensión inmensa de ella mis …ma que es el piano.
Tuve la posibilidad de asistir a su presentación el fin de semana pasado y la expresión era unánime: bocas abiertísimas y caras maravilladas, aplausos de pie (muchos) y éxtasis musical.

Lo comparto con ustedes para que empiecen de la mejor manera este fin de semana, viajen con este piano maravilloso y SONRIAN mucho!!!!

Click para el video

 

Nightswimming agosto 19, 2010

Filed under: musica,sonrisa — ceciliasantoro @ 9:41 pm

Nightswimming, el bellísimo tema de R.E.M, fue el causante de un conflicto hoy, su detonante en realidad.
La música tiene esa capacidad de, desde el lugar más inesperado, destapar… algo, lo que sea, lo que necesita salir en un momento determinado y nuestro inconciente se resiste a sacar.
Lo dispara, lo ilumina y nos obliga a que hagamos lo que tenemos que hacer con eso… aunque esa decisión lo termine postergando nuevamente, nos recuerda que está ahí.

Hubo una discusión, algunas caras largas y una despedida medio amarga…

Siguió el meditar sobre la escena (“¿por qué me enojó tanto soberana pavada?”), sentirla (“porque está bien que a veces soy cabrona pero tampoco taaaaanto”)…
Logré por suerte salir de ella y mirarla desde lejos hasta que lo encontré.
Ese puntito negro que estaba molestando… vieron que se siente a veces que raspa… como una cascarita áspera…

Estos son momentos que molestan mucho, pero que aprendí a agradecer.
Hoy tuve la posibilidad de hablar de algo estaba atragantado y yo me empecinaba en esconder para evitar una pelea, aún sabiendo que todo termina por salir y corriendo el riesgo de caer en el efecto “bola de nieve”.

El punto de hoy, mi sonrisa del día, es justamente eso… darme cuenta que esta imposibilidad de hablar de ciertas cosas ya no es tal… que mi garganta se está ejercitando, sigue bastante torpe por momentos, como los nenes  que recién empiezan a caminar, pero avanza conmigo, y las palabras empiezan a fluir más armónicas…

Mi sonrisa de hoy tiene que ver con eso y con que cuento con el compañero ideal para acompañarme en este proceso, que cada charla sigue concluyendo con un TE AMO enorme y bueno, eso… hoy es una sonrisa más bien melosa digamos… 😀

Aquí el link del videíto

 

¿Probaron alguna vez abrazar a un árbol? agosto 17, 2010

Filed under: arbol,cedro,gaia,mediodía,meditacion,pachamama,sonrisa — ceciliasantoro @ 8:04 pm

¿Probaron alguna vez abrazar a un árbol?
¿Nunca se tentaron?
Tocarlo, sentir su textura, acariciarlo, recibir su energía, permitirle que se conecte, dejarlo entrar…
 
Más allá de que se puede aprovechar el contacto con cualquiera de ellos, todos tenemos un árbol que se corresponde con nuestra propia vibración, que “encaja” exactamente con nosotros.
Varias maestras/os compartieron conmigo este conocimiento, pero no fue hasta que realmente lo busqué, nos encontramos y pasé un rato laaaargo abrazada a él, que entendí realmente de qué se trata esto de “mi árbol”.
Mi Árbol es un cedro que está en la plaza Arenales  del barrio de Devoto… inmenso, majestuoso él con su tronco demasiado ancho para abarcar con mis brazos, con su superficie que parece un rompecabezas, como con la cáscara partida, pero que en realidad por dentro está muy firme. Hermoso.
Altísimo.
Protege con su sombra pero, como no tiene una copa  exageradamente frondosa, deja pasar los rayos de sol justos.

Cuando leí esta teoría de la correspondencia con los árboles, fui una mañana a esa plaza a buscar el mío… llegué, me paré en el centro del lugar y casi en el instante lo encontré…
Después de varios meses volví este fin de semana a visitarlo, a energizarme con su fuerza, recostarme contra él y, claro, abrazarlo… ese fue uno de los grandes momentos de este fin de semana que pasó amigos…
Insisto, prueben… busque a SU árbol gemelo… ellos también son nuestros hermanos, son grandes maestros que encierran muchas enseñanzas, solo hace falta tomarnos un momento, conectarnos y recibirlas.

Algo que todavía no averigüé es qué significado tiene cada árbol, así que si alguien sabe dónde puedo consultar, site, libro, o donde sea, estaré muy agradecida.
 
Hasta mañana!!!!

 

Un salto de fe agosto 5, 2010

Filed under: sonrisa — ceciliasantoro @ 10:10 pm

Un salto de fe.
Es un concepto que recibo de distintas fuentes últimamente.
Aparece en la tele, en una película, en un libro, una charla, un mail.

Se repite como para que lo saboree, lo de vueltas, lo mire por arriba, por abajo; como si estuviera metido en una burbuja para que lo aprecie desde todos los ángulos.
“Un salto de fe”.
Confiar en la sabiduría universal, en el instinto, en el plan que tengo-tenemos para desarrollar, en los llamados del alma que siempre escuchamos pero nuestro cerebro, nuestro ego, excusa en fantasías o sueños sin sentido.

Nos enseñaron a buscar el respaldo, la seguridad.
Aprendimos a elegir siempre el camino seguro, el sueldo a fin de mes, la casa, la ropa nueva.
Aprendimos, sin darnos cuenta y sin darse cuenta quienes nos enseñaron, a priorizar el afuera, nuestro envase.

Son ciclos.
Momentos de aprendizajes necesarios, situaciones inconclusas de tiempos pasados que necesitan resolverse.
Son ciclos que se terminan cuando nosotros decidamos que eso pase.
Cuando nos animemos a dar nuestro salto de fe.

Estemos atentos a ese llamado del alma, no dejemos que se nos escape el momento.

Saberme cada vez más cerca de ese dar el salto es lo que despertó mil sonrisas en mi cara hoy.

Tenemos el amor infinito del Universo a nuestro alcance para que nos nutra, nos ilumine y nos lleve de la mano amigos…

Sí sí, hoy tengo un día muy optimista, feliz y esperanzado. 😀

 

De película… agosto 3, 2010

Filed under: musica,sonrisa — ceciliasantoro @ 8:09 pm

Contexto: mañana helada, compras varias para hacer, arreglos en casa que implican mantener las ventanas abiertas algunas horas. Resultado: casa helada y mi propia pequeña persona congelada a pesar de los interminables termos de mate.

Termina el momento de las refacciones y, claro, decido internarme en una ducha bien larga y calentita.
Se abren las canillas, logro la temperatura ideal del agua y comienzo con el ritual mañanero (lejos mi preferido de los hogareños) del singing in the rain.
Un minuto hermoso, cinco minutos maravillosos, el shampoo colocado donde corresponde, mucha espuma en el aire hasta que….

HASTA QUE…… ¿??????

La pesadilla de las duchas invernales amigos…
¡¡¡¡¡SE APAGÓ EL CALEFÓN!!!!!
Corridas empapadas e incoherentes hasta la cocina en la búsqueda de una solución -que nunca apareció – provocaron que moje el piso, salpique al gato que miraba con ojos de terror por mi grito, que me ponga la ropa sin secarme… si si… lindo momentito para arrancar el día…

No voy a negarles que mi primera reacción fue acordarme mucho del fabricante del susodicho aparatito, soy bastante fiel de la filosofía zen pero tampoco me gusta el fundamentalismo como se imaginarán.

Pero pero, qué feo ejemplo sería que tremenda pavada me enojara, o no?
Así que cuando la adrenalina elevó mi temperatura corporal, logré salir de la situación y apreciar el desastre… CORO DE CARCAJADAS EVERYWHERE GENTE…
Mi gato más aterrado aún corrió a refugiarse bajo la cama y yo salí contenta porque ya contaba con una historia divertida para compartir con ustedes hoy… 😀

Un abrazo de caramelo para todos!