La Sonrisa de Cada Día

Ese regalo del Universo que nos ilumina hasta en la peor tormenta

Punteo sonriente del fin de semana julio 26, 2010

Filed under: abrazo,musica,sonrisa — ceciliasantoro @ 2:19 pm

* La lluvia, su perfume y la alegría de mis plantas cuando la reciben.

* Las horas de películas.

* Amanecer en un abrazo calentito.

* Las charlas y momentos compartidos en familia (humana y felina).

* Cocinar de a dos (aunque mi rol haya sido exclusivamente de asistente).

* La música que acompaña siempre.

* “Serpiente de Luz” de Drunvalo Melquizedek, una maravilla de libro que estoy leyendo y en el que me encuentro en cada página.

* La fiaca eterna del domingo.

* El piano de mi amor que nos comunicó con los ángeles durante el atardecer de ayer.

Anuncios
 

Viernes julio 16, 2010

Filed under: abrazo,animales,musica,sol,sonrisa — ceciliasantoro @ 10:23 pm

Y hoy… mmm… porque es viernes, el taaaan nombrado frío polar me dio excusas para: comer una cantidad EXTRA de chocolate, desenpolvar mi gorrito de lana que tanto me gusta, llegar medio disfrazada a la oficina por los kilos y kilos de lana que carga que cuerpito, por la cantidad de fichas que se vienen acomodando a la velocidad de la luz y por algunas amistades que estoy estrenando y estos últimos días me regalaron momentos muy felices…

Un videito para que inauguren la banda de sonido de su fin de semana: http://www.youtube.com/watch?v=JAYb8ZyjzD0

Y un secreto: al contrario de lo que se comenta… hay mucho mucho amor en el aire para todos nosotros, mucho corazón abierto dispuesto a llenarnos de luz el alma, mucho mimo universal, el frío, el sol, las nubes, nuestros hermanos animales, las lluvias… todo es parte de un juego del que podemos aprender, disfrutar y terminar viviendo en la plenitud que todos buscamos… es cuestión de abrirse y dejarse llevar de la mano amigos…

Pasen un precioso fin de semana…

 

Sonrisa con sabor a muzzarella junio 2, 2010

Filed under: abrazo,sonrisa — ceciliasantoro @ 7:34 pm

El frío se está sintiendo cada vez más fuerte en Buenos Aires.

Para los que terminamos nuestra jornada laboral tarde a la noche (más si somos amantes de la primavera como en mi caso), que nuestra casa nos reciba con sus habitaciones gélidas provoca: corridas desde la parada del colectivo hasta la entrada de casa, organizar mentalmente el momento de tirar las llaves-elegir cuál de las estufas calienta mejor y más rápido-agarrar los fósforos y, en el mientras tanto, imaginarnos un puchero ficticio y/o nuestro último verano caluroso en alguna pileta.

Eso todos los días hasta la llegada de la próxima estación cálida.

Mi noche de ayer fue distinta.
Abrí la puerta de casa y no solo ya estaban las estufas prendidas y el hogar calentito, sino que me recibió Mi persona con un abrazo más calido aún, y una exquisita pizza (mi plato preferido) para cenar.

Una delicia amigos…

Estos son esos momentos que comentaba ayer en la inauguración del grupo, los que atesoro en el baulcito de mi alma, me empujan todos los días y espero que compartamos en el grupo.

Sigan invitando gente y desparramando alegría!