La Sonrisa de Cada Día

Ese regalo del Universo que nos ilumina hasta en la peor tormenta

Silencio septiembre 1, 2010

Filed under: meditacion,musica,silencio,sonrisa — ceciliasantoro @ 10:08 pm

Estos últimos días transité un clásico estado gripal de invierno, en cama, con la sopa de la abuela siempre a mano, mucha mantita, películas, mis gatos arremolonados conmigo…

Cuando paso todo el día sola en casa, cosa que sucede cada muuuuucho tiempo, trato de disfrutar de una de las cosas que más me gustan: escuchar música, mucha, leyendo, mientras tomo mate, acostada…. Música nueva que me presentan, mis clásicos favoritos, en casos de cama forzada suele ser algo suave e instrumental.

Mis ganas esta vez me llevaron a disfrutar del silencio, que en realidad nunca es tal, por lo menos absolutamente… pero mantuve a mi casa en “off” y dejé pasar a los sonidos que la rodean… meditando desde esa conciencia sonora, disfrutando de cada uno por separado y de el conjunto… de la música urbana… el tren, las gotitas de agua de alguna canilla, la lluvia que finalmente hizo un fuerte acto de presencia, los truenos violetas y sus sacudones energéticos, los maullidos aterrados de mis gordos después de cada alarido celestial….

Cada poro se convirtió en embudo, cada frecuencia de sonido pasó por esa entrada y fue visitando mis rincones, equilibrando mis chakras, regalando esa dosis extra de energía que mi organismo, en su afán de limpieza y purificación, transformó en fiebre y necesitaba para recuperarse…

Déjense fluir desde el silencio, estamos acostumbrados a vivir aturdidos y no escuchar a nuestra voz interna… bailen en ese silencio, regálense un ratito de paz y que su cuerpo se mueva al ritmo de su propia música, descalzos si se puede…

Bueno amigos, eso… disfruten, mucho, de todo, disfrútense…. Ustedes, su cuerpo, su entorno, de esas melodías cotidianas y anónimas…. ahora vuelvo a mis frazadas, mi sopa de letras y mi té con miel y macitas…

Anuncios
 

¿Probaron alguna vez abrazar a un árbol? agosto 17, 2010

Filed under: arbol,cedro,gaia,mediodía,meditacion,pachamama,sonrisa — ceciliasantoro @ 8:04 pm

¿Probaron alguna vez abrazar a un árbol?
¿Nunca se tentaron?
Tocarlo, sentir su textura, acariciarlo, recibir su energía, permitirle que se conecte, dejarlo entrar…
 
Más allá de que se puede aprovechar el contacto con cualquiera de ellos, todos tenemos un árbol que se corresponde con nuestra propia vibración, que “encaja” exactamente con nosotros.
Varias maestras/os compartieron conmigo este conocimiento, pero no fue hasta que realmente lo busqué, nos encontramos y pasé un rato laaaargo abrazada a él, que entendí realmente de qué se trata esto de “mi árbol”.
Mi Árbol es un cedro que está en la plaza Arenales  del barrio de Devoto… inmenso, majestuoso él con su tronco demasiado ancho para abarcar con mis brazos, con su superficie que parece un rompecabezas, como con la cáscara partida, pero que en realidad por dentro está muy firme. Hermoso.
Altísimo.
Protege con su sombra pero, como no tiene una copa  exageradamente frondosa, deja pasar los rayos de sol justos.

Cuando leí esta teoría de la correspondencia con los árboles, fui una mañana a esa plaza a buscar el mío… llegué, me paré en el centro del lugar y casi en el instante lo encontré…
Después de varios meses volví este fin de semana a visitarlo, a energizarme con su fuerza, recostarme contra él y, claro, abrazarlo… ese fue uno de los grandes momentos de este fin de semana que pasó amigos…
Insisto, prueben… busque a SU árbol gemelo… ellos también son nuestros hermanos, son grandes maestros que encierran muchas enseñanzas, solo hace falta tomarnos un momento, conectarnos y recibirlas.

Algo que todavía no averigüé es qué significado tiene cada árbol, así que si alguien sabe dónde puedo consultar, site, libro, o donde sea, estaré muy agradecida.
 
Hasta mañana!!!!

 

Cantando julio 29, 2010

Filed under: gaia,icaro,mediodía,meditacion,musica,pachamama,sonrisa — ceciliasantoro @ 1:31 pm

La sonrisa de cada uno se despierta por el contexto, algo que pasó, un encuentro…
Sé que tal vez me esté volviendo monotemática, pero esta semana mi contexto está bellísimamente definido por la música, el sonido, la voz, los instrumentos y la sanación a través de ellos, semillas de un gran árbol que está dando muchos frutos sonrientes.
Ayer fue el cantar ícaros al son de la caja chayera.
Para nuestras personalidades “maduras” en cantidades de estructuras fue medio difícil al principio; ablandar esos límites de años un poco costó… pero solo un poquito…
Sentadas en ronda, como seguramente hacían nuestros ancestros, pasando la caja de a una a la vez, jugando, sentirla hasta hacerla nuestra por ese rato, abrir la boca invitando a nuestra voz que se exprese, que cante, a nuestra voz más profunda, la del estómago… todas acompañándonos una a la otra, empujando para romper los últimos rastros de pared…
Nuevamente, como toda esta semana, viajamos… en este caso a la casa de nuestros abuelos, a visitar a los antiguos y a despertar el que cada una lleva adentro… sé que más de uno de ustedes sabe bien de qué hablo y cómo agradece el alma estos despegues …
Soy feliz amigos… mi niña interna más aún… está-estamos despiertas, conectadas, contentas con tanto juego, tanta música, con el reencuentro con viejas amistades…
Así que voy a compartir con ustedes estos Ícaros a la Madre Tierra para que disfruten también.

 

Cuencos julio 27, 2010

Filed under: meditacion,musica,pachamama — ceciliasantoro @ 2:10 pm

HOY: el haber comenzado el seminario de Formación de Terapias de Sonido que dicta mi maestra, Alejandra Montes Vázquez; haber despegado por un rato de este plano, vibrando con los cuencos que Ale despierta con su amor y hace cantar; conocer a mis compañeras, 4 mujeres maravillosas con las que sé que voy a crecer mucho… y volver a sentir ese recordar, RECORDAR, nuestros conocimientos dormidos en el inconsciente del alma.
Con los cuencos uno logra despegar, fueron tal vez quince minutos, una medida corta de tiempo -tal vez- para nuestra mente calculadora, pero se sintieron horas. Fue por un rato el sentir una disociación entre mi YO aprendiz que intentaba prestar atención a la voz de la maestra; y mi yo impalpable que voló, sintió literalmente estar a la altura de las nubes…. Para después volver a tierra, volver a unirme con mi “envase” saboreando brillantina y lograr un punto intermedio entre ambos estados…
Muy buenos nuevos tiempos se acercan amigos, se siente en el aire… caUsalmente el curso comenzó ayer, en el día del Año Nuevo Maya, post eclipse, en medio de nuevas alineaciones planetarias, casi inaugurando la segunda mitad del año… muchos cambios esperados nos están saludando cada vez desde más cerquita, a punto de darnos la mano, de acariciarnos la cara e iluminarnos…

Les dejo un videito para que viajen un rato ustedes también, prueben y después me cuentan…
http://www.youtube.com/watch?v=t2y_p-e1pbQ

 

La Meditación de la Mañana julio 6, 2010

Filed under: amanecer,meditacion,sonrisa — ceciliasantoro @ 9:26 pm


Hoy me levanté cuando todavía era de noche.
El fresquito que entraba por la ventana, y ese perfume a pasto húmedo de rocío de madrugadas me sacudieron los últimos restos de modorra.
En puntitas de pie salí de la habitación para respetar el sueño del resto de los miembros de la familia.
Preparé mi cuerpo con dos mandarinas riquísimas, criollas, esas que tienen la cáscara bien despegada y se saca fácil.
Todavía un poco en vigilia prendí un sahumerio, dediqué un rato largo a disfrutar del silencio que seguía sintiendo onírico y me senté frente a la estufa a meditar.
Elegí la meditación del árbol, que aprendí hace unas semanas.
Y mientras me iba imaginando raíz empezaban su día mis vecinos.
Crecía hasta las ramas y el cielo desplegaba esos naranjas y grises de los amaneceres nublados.
Llegando a las hojas se sumaron mis gatos a darme los buenos días y reclamar su desayuno.
Así que muuuuuy despacito me levanté, repartí alimento, mimos y cucharaditas de queso blanco para los más petizos, y capucchino con tostadas y más mimos para el resto de la prole.

Releyendo ahora lo que escribí me suena mucho a publicidad de Master Card…jajajajja 😀 Pero es que cada uno de esos momentos me regaló una sonrisa hoy, no podría elegir entre uno u otro.
Un amanecer de película que quise compartir con ustedes, que tantas sonrisas me regalan siempre, que se sumaron a este proyecto y comparten y reparten toda su linda energía.

Cómo arrancaron el día de hoy amigos?